mayo 7, 2020

Como oponerse a una ejecución hipotecaria

Hay etapas en nuestra vida que los ingresos no llegan para sufragar los gastos cotidianos y tenemos que priorizar en qué gastar nuestros escasos recursos. Uno de los gastos más altos que dejamos de pagar es el de la cuota de la hipoteca. En ese momento el banco o la caja nos llaman para amenazarnos que si no nos ponemos al día con la cuota, perderemos nuestro hogar. Pero, ¿Qué hay de cierto en todo esto? Cada día acuden más personas al despacho para preguntarnos en qué consiste la ejecución hipotecaria y cuáles son sus consecuencias puesto que los plazos para oponernos suelen ser muy cortos. Es por ello que hemos decidido redactar este artículo para explicar cómo parar  una ejecución hipotecaria con éxito.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

                La ejecución hipotecaria es un procedimiento judicial por el que generalmente la entidad bancaria pretende cobrar su deuda, más intereses y costas, en caso de que el deudor no pague sus cuotas mediante la subasta de la vivienda hipotecada. La duración viene determinada por el procedimiento empleado en la reclamación, pero podemos hablar que desde la reclamación inicial hasta la adjudicación del inmueble pueden pasar hasta dos o tres años.

                Plazo para iniciar la ejecución. Hasta la entrada de la nueva ley de crédito inmobiliario eran a partir de nueve las cuotas impagadas antes de iniciar la reclamación. Ahora estos plazos han variado dependiendo del importe y del momento del impago.

¿Cuál es el procedimiento más utilizado?

La ley permite en este momento la presentación de dos procedimientos. Cada uno son sus ventajas y desventajas a la hora de oponernos.

Procedimiento especial de ejecución. Está regulado en la norma civil y en la ley hipotecaria. Es el procedimiento especial previsto para estos casos y con unos plazos más cortos. Tras la presentación de la demanda, disponemos de un plazo de 10 días para oponernos a la ejecución. Una vez resuelto, se continúa con el procedimiento hasta que finaliza mediante auto motivado por el que se ordena la ejecución del inmueble que figura como garantía. Tras los trámites oportunos, se procede a la subasta del bien.

Procedimiento declarativo ordinario. También está regulado en el código civil y la ley de enjuiciamiento civil. Es un procedimiento que dura un poco más. Se inicia un procedimiento judicial por el que se declara reconocida la deuda, generalmente vencida y no satisfecha. Una vez terminado el procedimiento, hay que instar la ejecución de la sentencia y, tras los trámites procesales oportunos, subastar la vivienda.  

¿Qué bienes se pueden ejecutar?

                La ejecución puede dirigirse contra el deudor hipotecario como contra los fiadores solidarios, en primer lugar contra el inmueble prestado como garantía, sea vivienda habitual o no y después contra el resto de bienes del deudor o hipotecantes no deudores.

¿Cómo puedo oponerme?

                Existen varios motivos por los que podemos oponermos a una ejecución hipotecaria y que viene regulado en el artículo 695 de la LEC:

  • Extinción de la garantía o de la obligación garantizada, siempre que se presente certificación del Registro expresiva de la cancelación de la hipoteca o, en su caso, de la prenda sin desplazamiento, o escritura pública de carta de pago o de cancelación de la garantía.
  • Error en la determinación de la cantidad exigible, cuando la deuda garantizada sea el saldo que arroje el cierre de una cuenta entre ejecutante y ejecutado. El ejecutado deberá acompañar su ejemplar de la libreta en la que consten los asientos de la cuenta y sólo se admitirá la oposición cuando el saldo que arroje dicha libreta sea distinto del que resulte de la presentada por el ejecutante.
  • En caso de ejecución de bienes muebles hipotecados o sobre los que se haya constituido prenda sin desplazamiento, la sujeción de dichos bienes a otra prenda, hipoteca mobiliaria o inmobiliaria o embargo inscritos con anterioridad al gravamen que motive el procedimiento, lo que habrá de acreditarse mediante la correspondiente certificación registral.
  • El carácter abusivo de una cláusula contractual que constituya el fundamento de la ejecución o que hubiese determinado la cantidad exigible siempre que el ejecutado sea un particular actuando como consumidor. Son las más frecuentes la existencia de cláusulas suelo, interés moratorio, pago de comisiones por descubierto, gastos de la hipoteca o vencimiento anticipado. En caso de apreciarse, nos encontraríamos que se podría suspender o inadmitir el procedimiento.

¿Puedo paralizar la ejecución hipotecaria?

Si, no solamente existen mecanismos para paralizar una ejecución hipotecaria si no que además puedes enervar la acción de la ejecución. Todo depende de tu situación económica y financiera, de qué clase de inmueble estemos hablando, si tiene inquilinos u ocupantes, si lo adquiriste como consumidor o empresario y si has incumplido las propuestas que te ha hecho la entidad bancaria. Por ello te recomendamos que te pongas en contacto con profesionales que negocien tu deuda, pues el tiempo es escaso para establecer una buena estrategia de defensa. En sancho abogados estamos especializados en paralización y negociación de deudas hipotecarias. Así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros lo antes posible si te encuentras en esta situación.

Abogados

Sancho abogados es un despacho de hipotecas en Zaragoza. Si tienes alguna duda sobre como oponerte con éxito a una ejecuión hipotecaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 876 771 041  o mandando un whatsapp al 627 620 380.

Si te ha gustado este artículo, mira también:

Summary
Review Date
Reviewed Item
como oponerse a una ejecución hipotecaria
Author Rating
51star1star1star1star1star