abril 16, 2020

Sucesiones

Indica la RAE que una herencia es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que se transmiten de una persona tras su muerte. Pero no deja de suscitarnos muchas preguntas que trataremos de resolver en el presente artículo intentando ordenarlas cronológicamente desde que la persona fallece porque si ya es traumático el hecho del fallecimiento en sí, no deja de ser menos doloroso y frustrante su tramitación. Entonces…cuando una persona fallece, ¿Qué sucede?

La herencia yacente

En primer lugar sucede que se hace un inventario del patrimonio del titular en el que se incluyen todos los activos y pasivos. Estos se cuantifican para valorar la denominada “masa herediaria”.

Pero nos encontramos con el problema que el titular ha fallecido por lo que se le denominará herencia yacente hasta que los herederos, si se conocen, acepten o renuncien. Aunque no tiene personalidad jurídica propia, sí que es verdad que se podrá reclamar judicialmente contra ella. Por ejemplo, cuando el titular de una vivienda ha fallecido, no tiene herederos conocidos o ninguno ha aceptado la herencia y se generan impagos en la comunidad de vecinos, ésta podrá reclamar contra la herencia. 

Herencia con o sin testamento

Sucesión testamentaria

Lo llamaremos sucesión testamentaria cuando el titular hubiera dejado un testamento designado a herederos, legatarios o albaceas, fideicomisos y fiduciarios. Todos ellos ya los explicaré en otros artículos para no extenderme demasiado.

Sucesión intestada o legal

Lo llamaremos sucesión intestada o legal a la herencia sin testamento. En este caso será la ley de sucesiones la que determine quienes son los herederos legales del fallecido mediante unas reglas excluyentes. Digamos que si eres familiar hasta cuarto grado del fallecido podrías tener derecho a una parte de la herencia. Ese derecho no es transmisible (con una excepción), así que mucho cuidado. Siempre  me recuerda a un viejo juego de mesa llamado la herencia de tía Ágata.

Aceptar o renunciar a una herencia

Normalmente se acepta cuando los bienes superan a las deudas que la forman y se renuncia cuando existen más deudas que bienes.

Si los bienes son mayores que las deudas pero estas son cuantiosas, podremos aceptar la herencia a beneficio de inventario, es decir que se liquidarán las deudas con los bienes que la compongan y el sobrante se repartirá entre los herederos. Esta opción está disponible durante un plazo muy corto de tiempo desde el fallecimiento así que no hay que dormirse.

Un heredero puede renunciar a la herencia si no está interesado, pero nunca a favor de otro si no que si coexisten varios herederos, acrecerá por partes iguales al resto. El plazo para renunciar a una herencia se empezará a contar desde que el heredero es llamado para aceptar.

Como se reparte una herencia

Dependiendo de cómo se haya dispuesto en el testamento, siempre que este haya respetado la legítima, es decir, el mínimo que debes recibir en herencia si eres heredero forzoso, generalmente los hijos, del derecho con el que haya testado.

En Derecho común, es decir, el correspondiente al territorio que se denominaba las castillas, la distribución se realiza mediante la regla de los tercios.

Tercio de legítima: Un tercio de la herencia se distribuirá entre los herederos forzosos por partes iguales.

Tercio de mejora: Otro tercio de la herencia sirve para acrecer a todos o a cualquiera de los herederos forzosos conforme a la voluntad del testador.

Tercio de libre disposición: El último tercio de la herencia se decide a plena voluntad del testador.

En derecho foral aragonés, que es el derecho que mayormente nos interesa, esta regla cambia y deja mayor libertad de testar.

Legítima aragonesa: la mitad de los bienes deberá distribuirse a voluntad del testador entre sus descendientes. Sí, he dicho descendientes, pudiendo ser hijos o nietos los beneficiarios de la legítima en Aragón y sí, he dicho a voluntad del testador, es decir que puede dejarle los bienes a uno solo de ellos. Si bien deberán nombrarse a todos descendientes conocidos hasta la fecha de otorgar testamento. Como curiosidad, en el despacho he llegado a ver un testamento en el que el testador dejaba todos los bienes a un hijo y un capazo de tierra al otro (omito deliberadamente las opiniones del heredero que recibió únicamente el canasto de tierra).

Ojo al usufructo viudal

El usufructo viudal es esa disposición legal que permite al cónyuge supérstite poder disfrutar y obtener los rendimientos de los bienes dejados en herencia por el fallecido. También entran a jugar reglas para los diferentes derechos y que desarrollaremos en otro artículo. Únicamente advertiremos que uno de los mayores problemas a la hora de tramitar una herencia viene dado por este derecho. Y es que los herederos podrían ser nudos propietarios de todos los bienes dejados en herencia y no poder disponer de ellos hasta liquidar el usufructo, bien por fallecimiento del usufructuario o con el permiso de éste para disponer de un bien.

Liquidar los impuestos e inscribir en los registros

Una vez repartida entre los herederos, tendremos que liquidar los impuestos correspondientes, concretamente el impuesto de sucesiones y el de plusvalía municipal en caso de bienes inmuebles o reales.

Si hablamos de estos bienes, una vez liquidados los impuestos, procederemos a su inscripción en el registro de la propiedad, quien da publicidad legal de todos titulares, cargas y afecciones sobre la finca. Y seguidamente en el catastro municipal, quien regula las relaciones con el ayuntamiento. Si después de resolver las preguntas más frecuentes piensas que puedes hacerte cargo de liquidar una herencia, te felicito de verdad por tu optimismo, pues son la punta del iceberg que regula la tramitación de una herencia normal. Mi recomendación es que te pongas en contacto con un despacho profesional que esté familiarizado con la tramitación de herencias como el nuestro.

Abogados

Sancho abogados es un despacho de herencias en Zaragoza. Si tienes alguna duda sobre como redactar un testamento no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 876 771 041  o mandando un whatsapp al 627 620 380.

Si te ha gustado este artículo, mira también:

Summary
Review Date
Reviewed Item
La herencia y sucesión
Author Rating
51star1star1star1star1star